...

...

miércoles, 1 de junio de 2016

MERCADO MUNICIPAL DE OVALLE







Ubicado a una cuadra de la Plaza de Armas, en la esquina de las calles Victoria e Independencia.
Es el Centro Comercial más antiguo de la Perla del Limarí. Su construcción data de principios del año 1945. Es inaugurado el 10 de noviembre de 1946. 
El Arquitecto es don Ernesto Gallardo y su constructor don Osvaldo Elorza.
Posee locales exteriores e interiores, entre los que se cuentan: Restaurantes, Almacenes de abarrotes y anexos, Fruterías, Verdulerías, Florerías, Cafeterías, Carnicerías, Pescaderías y Marisquerías.
También se puede encontrar allí, una gran variedad en: artesanías, quesos de cabra, dulces tradicionales, frutos secos, charqui y mucho más.
En el perímetro exterior del complejo, se ubica un paradero de microbuses y  taxis colectivos rurales.

domingo, 1 de mayo de 2016

MUSEO FERROVIARIO DE OVALLE


Un vagón de Ferrocarriles del Estado, de la primera década de 1900, de 13 mt de largo, por 2,70 mt de ancho, 2,70 mt de alto y un peso de 8,9 tn, restaurado en los más mínimos detalles, es la principal atracción de este Museo al aire libre, ubicado en la entrada de la Feria Modelo, ex recinto de la antigua Maestranza.
Por la madera utilizada en su estructura: raulí, combinado con pino oregón; se deduce que fue construido en Chile. Las finas terminaciones en su interior, la presencia de una pequeña oficina postal y las nomenclaturas “i” y “w”, denotan que fue utilizado para el transporte de pasajeros de primera clase y traslado de correspondencia.
En su interior se pueden observar fotografías, documentos y objetos históricos, de tiempos idos, de la Maestranza y Ferrocarriles del Estado en la Perla del Limarí.

viernes, 1 de abril de 2016

RADIO NORTE VERDE

En el dial CA 62, Radio “Norte Verde” de Ovalle, da inicio a sus transmisiones el 7 de febrero de 1951, siendo su Fundador don Francisco Morales Castillo (1928-2004), quien, anteriormente, había creado dos emisoras: “Chronos”, en Santiago y “Almirante Latorre”, en Talcahuano.
Sus oficinas y estudios de transmisión se ubican en la Avenida La Chimba y su antena transmisora en un terreno donde, en la actualidad, se ubica el Estadio Municipal.
En el año 1953, se traslada a calle Santiago N° 355. La planta de transmisión se sitúa en un terreno de calle Arauco, donde hoy funciona el colegio Santa María. En 1981 se cambia a Los Llanos de la Chimba, donde continúa en la actualidad.
Su potencia de 1000 watts le permite una amplia cobertura, por lo que es posible sintonizarla en los lugares más apartados de la provincia del Limarí e, incluso, en la Argentina.
Su programación, le ha dado, desde siempre, espacio prioritario a las noticias, la música variada, el entretenimiento, la cultura y el deporte, lo que le ha significado posicionarse como “la radio” de los limarnos.
Es importante recordar a un sinnúmero de personas que, por más de sesenta años, han entregado, desde sus micrófonos, un significativo aporte a esta emisora: Luciano y Francisco Morales Bravo, Luis Barrios Barth, Francisco Vargas, Wilson Castro Pérez, Waldo Castro, Ricardo Guerrero Alfaro, Juan Torres Aravena, Exequiel Domínguez Pérez, Lincoyán Rojas P., Pedro Castillo, Omar Castro, Carlos Ossandón, Sergio Parra, Horacio  González, David Varas, Marina Vergara y Paula Vargas. Unos fallecidos, otros retirados y algunos aún vigentes.

martes, 1 de marzo de 2016

TERMAS DE SOCOS

Fuente de salud, situada a 33 km de Ovalle, frente al km 370 de la ruta 5, a una altitud de 50 msnm. Para llegar, es necesario internarse, luego de la Estación de Servicio, 1 km, por un camino de tierra.
Allí, emerge naturalmente, desde capas subterráneas, a una temperatura de 28° C, agua termal enriquecida con numerosos componentes minerales: dióxido de carbono, azufre, calcio sodio, yodo, bromo y magnesio, entre otros.
El agua termal es utilizada en tratamientos medicinales mediante baños, inhalaciones e irrigaciones. Sus múltiples propiedades curativas eliminan toxinas, estimulan las defensas, reactivan el metabolismo, reeducan el sistema termorregulador, sedan el sistema nervioso, relajan contracturas y rigideces musculares,  estimulan la producción de endorfinas y la regulación de las funciones glandulares. Así mismo, pueden sanar enfermedades en la piel, como: hongos, psoriasis, dermatitis, cicatrización de heridas y otras lesiones.
El lugar es descubierto por don Heriberto Erlwein, hace más de cincuenta años, quien construye allí una casona de arquitectura colonial, para que su familia y amigos pudieran descansar los fines de semana, feriados y vacaciones.
Posteriormente, comienza a funcionar como complejo turístico, ofreciendo alojamiento, baños termales, sauna y masajes, además de contar con piscina, camping, restaurante y una planta embotelladora de diferentes productos, destacándose, entre ellos, un jarabe de manzana endulzado con sucralosa. 
Las salas de estar y el comedor de la casona, están decoradas con antigüedades de propiedad de la familia Erlwein: un escritorio que perteneció a Vicente Huidobro, armas de fuego coloniales, un antiguo piano vertical, originales cuadros al óleo de artistas nacionales y una serie de objetos artísticos de valor histórico.

lunes, 1 de febrero de 2016

VIRGEN DE LA PIEDRA


El santuario se ubica en La Isla, localidad ubicada a 22 km al norte de Combarbalá, región de Coquimbo, Provincia de Limarí, Chile,  a 904 msnm, distante a 134 Km de Ovalle.
El misterio de su aparición se explica mediante una leyenda: En el año 1910,  una muchacha de la comarca, al no recibir aprobación de su madre para casarse con un joven agricultor, se fuga de su casa, dirigiéndose hacia el sector de La Isla. Su madre, al seguirla y no encontrarla, la maldice con estas palabras: “Así como las piedras te protegen, en piedra te has de convertir”. La joven nunca es hallada, y, luego de un tiempo, en un frontón rocoso aparece una forma humana femenina, de color más claro que el entorno, que, desde lejos, se asemeja a la figura de una virgen con un vestido frondoso.
En el año 1935, don Gabino Mateo Castillo, es uno de los primeros lugareños en asociar la forma de la piedra con la imagen de la Virgen María.
Se da inicio así a una devoción y peregrinación de una gran cantidad de fieles. Por el territorio se multiplican relatos de milagros atribuidos a la particular imagen. La gente, con el tiempo, deja en el lugar una variada cantidad de placas agradeciendo favores, además de flores, regalos y velas. Devoción que no es aprobada, en un principio, por la Iglesia Católica de Combarbalá, quienes lo consideran un acto pagano. Cuentan que el Párroco de  aquellos años, P. Pedro Muranda, constatando la creciente fe de los parroquianos en esta imagen, un día, se dirige al lugar, con la intención de dinamitarla; pero, en el camino, el caballo se espanta, lo lanza al suelo y se fractura una pierna. Este hecho es considerado por los lugareños como un castigo divino.
Con el tiempo, el lugar se acondiciona con rampas y barreras pasamanos, para el acceso seguro y ordenado de los peregrinos y se construye un arco de concreto que hace destacar la imagen desde la lejanía.
Aunque es visitada por fieles y turistas durante todo el año, la fiesta de la Virgen de la piedra se realiza el 3 de mayo, a la que acuden más de veinte mil peregrinos de toda la provincia del Limarí y de otros lugares lejanos, destacándose la participación de numerosos bailes de chinos que aportan ritmo, colorido y alegría. Como fiesta religiosa de la región de Coquimbo, ocupa el tercer lugar en importancia, luego de Andacollo y Sotaquí.

viernes, 1 de enero de 2016

TRADICIONES

Saltar una escoba en la boda
Tradición  africana y afroamericana
El salto sobre una escoba se realiza para que la pareja permanezca unida para siempre y sean fértiles en la procreación. El varón de mayor edad, que esté presente en la ceremonia, debe colocar la escoba, para que los novios, cogidos del brazo, salten unidos por encima de ella, sellando así su mutua fidelidad. Los recién casados deben llevársela a casa y guardarla hasta que se complete el ciclo lunar en el que se encuentren. Después de ese tiempo, se debe colocar detrás de la puerta de entrada de la casa, para proteger el hogar de cualquier maleficio externo que haga peligrar la vida en común de la pareja.

Romper una copa en la boda
Tradición judía.
Al finalizar la ceremonia de un matrimonio judío, el marido pisa y rompe con energía una copa de vidrio. Apenas se escucha el ruido de la quebrazón, los asistentes gritan fuerte: ”¡mazal tov!  (felicidades  y/o  buena fortuna)
La explicación más conocida y aceptada es que, con este acto, se conmemora la destrucción del Beit Hamikdash, el gran Templo de Jerusalén. Aunque algunos lo atribuyen al recuerdo de los momentos trágicos que ha vivido, en su historia, el pueblo judío.
Otra explicación, muy cercana a ésta, es el recuerdo de todos los momentos tristes, sea como pueblo o individualmente, y para tomar conciencia que en la vida tenemos alegrías y pesares.
Otro significado es que la copa (que, si bien no siempre se cumple, debe ser, por tradición, de cristal), representa la fragilidad del matrimonio. Con un simple pisotón, se puede quebrar y, una vez rota, es dificilísimo pegar sus partes e intentar dejarla como estaba. La pareja debe cuidar su relación como si fuese una frágil copa de cristal.
Existe otra explicación, más simple pero igualmente aceptada, que se expresa, más bien, como un deseo: “Si algo se va a romper, que sea la copa y no la pareja”.

Rasgar vestiduras en un funeral
Tradición judía
La expresión de dolor más significativa del judaísmo es la rasgadura de vestiduras en el funeral de un ser querido. La Biblia menciona varias ocasiones en las cuales algunos personajes lo hacen:  Jacob, cuando vio la vestimenta ensangrentada de su hijo José, David cuando se entera de la muerte de Saúl y otras.
Es una catarsis, una necesidad emocional, por el duro momento de la pérdida de un ser querido, que  le permite al deudo expresar su dolor a través de un acto de destrucción, religiosamente estipulado, controlado y discreto.

martes, 1 de diciembre de 2015

LICEO POLITÉCNICO DE OVALLE



Se funda el 8 de septiembre de 1941, en un local ubicado en calle Vicuña Mackenna, como “Escuela de Artesanos”, con especialidades en: Mecánica general, Electricidad y Carpintería.
1950: Obtiene categoría de “Escuela Industrial” de 2ª clase, con tres años de estudios, con las especialidades de inicio. Luego, entre los años 56-59, se suma Mecánica Automotriz.
1959: Adquiere rango de “Escuela Industrial” de 1ª clase, extendiendo los estudios a cinco años.
1969: El local de Vicuña Mackenna es devastado por un incendio.
1970: Se construye un nuevo edificio en la calle Lord Cochrane N° 451, en la parte alta de la ciudad, con la denominación “Instituto Politécnico de Ovalle”, con especialidades en: Mecánica de Máquinas Herramientas, Electromecánica, Construcción Habitacional y Comercio, (esta última funciona sólo hasta el año 1979). En el local siniestrado de Vicuña Mackenna,  se crea el “Hogar Estudiantil”, que alberga a estudiantes de pueblos rurales de la provincia del Limarí.
1980: Cambia de nombre, por: “Liceo Politécnico” B-11.
1992: Nuevamente cambia de nombre, por: “Liceo Politécnico de Ovalle”.
2016: Cumple 75 años impartiendo Educación Media Técnico Profesional en la Perla del Limarí, y cuenta con especialidades en: Edificación, Construcciones Metálicas, Dibujo Técnico, Electricidad, Electrónica, Mecánica Automotriz, Mecánica Industrial y Montaje Industrial.
Los egresados, luego de una pasantía en su campo laboral específico e informe de práctica,  reciben un Diploma que los acredita como Técnicos de Nivel Medio.

HIMNO ORIGINAL DE LA ESCUELA INDUSTRIAL DE OVALLE

Letra: Carlos Cortés
Música: Jorge Valenzuela Muñoz (1924-1993) Profesor de Educación Musical.

Numen de gloria, luz sempiterna,
fuerza fraterna la Escuela es,
alzad las almas dignos hermanos,
sois industriales, hombres de bien. (bis)

Levantad la cerviz industriales,
y enfrentemos la lucha tenaz,
que de Chile el pendón soberano,
surgirá del progreso industrial.

Nuestras voces en canto potente,
sean soplo de luz eternal,
que nos brinda la estrella de oriente,
al mostrarnos su senda de paz.


Un recuerdo especial para emblemáticos Profesores e Inspectores del IPO de los 70’s: Marta García, Luis Guiraldes, Mateo Yuras, Tomás Pearson, Efraín “Pacho” Díaz, Primitivo Rodríguez, Luis Narea, Mario Cortes, “Becerrita”, Ignacio Jalaf, el “Pollo” Miranda, y muchos otros. Algunos ya no están con nosotros, pero, entre los que fuimos sus alumnos, su memoria permanece.