...

...

martes, 2 de mayo de 2017

JOSÉ TOMÁS URMENETA


Nace en Santiago, el 8 de octubre de 1808, hijo de don Tomás Ignacio Urmeneta Guerra y doña Manuela García-Abello Pizarro.
Propietario de la mina "Pique de Tamaya", del ferrocarril de Tongoy y de la Empresa de Gas de Santiago.
En Limache se desempeña como industrial y agricultor, donde también es conocido por su filantropía.
En los puertos de Guayacán y Tongoy, financia la edificación de casas para sus empleados.
El primer Hospital de Ovalle lo cuenta entre sus benefactores.

  • 1823: Al egresar de secundaria, viaja a USA, donde ingresa a la Universidad de Brown, Rhode Island, y, luego de cuatro años, se gradúa en Leyes y Artes.
  • 1827: Regresa a Chile, con 19 años de edad. Luego viaja a Inglaterra, donde se impregna del espíritu empresarial inglés, regresando al país, en el año 1831, lleno de ideas para emprendimientos industriales.
  • 1830: Se dedica a la actividad minera, convirtiéndose en un hombre de fortuna.
  • 1832: El 7 de junio, a los 24 años, contrae matrimonio, en la hacienda de Sotaquí, con doña Carmen Quiroga Darrigrande. Es padre de tres hijas: Manuela, María del Carmen y Josefa Amalia.
  • 1846-1849: Diputado por Ovalle.
  • 1852-1855: Diputado por Elqui. También forma parte del Consejo de Estado.
  • 1855-1864: Integra el Congreso Nacional en la Cámara de Senadores.
  • 1858: Adquiere una hacienda en Limache, a la que bautiza como “Lo Urmeneta”. Es un bienhechor que ayuda, económicamente, a la fundación de la localidad San Francisco de Limache.
  • 1863: Junto a su amigo Adolfo Eastman Quiroga, fundan la 8ª Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago.
  • 1870: Ya es en un exitoso empresario, caracterizado por la diversidad de sus inversiones: Minería, Molinos, Bienes raíces, Tejas y ladrillos, Ferrocarriles, Seguros y Bancos. Varios partidos políticos (Radicales, Liberales y Nacionales), lo proclaman candidato a la Presidencia de la República, pero no tiene éxito.
  • 1878: 20 de octubre, muere, de un aneurisma cerebral, a los 70 años, en su hacienda Lo Urmeneta. Sus restos descansan al interior de la Capilla del antiguo Hospital Santo Tomás, de San Francisco de Limache, junto a los de su esposa Carmen Quiroga Darrigrande.

Su hija Josefa Amalia Urmeneta contrae matrimonio con Maximiano Errázuriz Valdivieso, quienes son padres de Amalia Errázuriz Urmeneta, quien se casa con Ramón Subercaseaux Vicuña. Años después, uno de los hijos de este matrimonio, el Arzobispo de La Serena, Monseñor Juan Subercaseaux Errázuriz, le da el nombre de su madre al Colegio Amalia Errázuriz de Ovalle.
San Francisco de Limache, Ovalle, Tongoy, Coquimbo y Andacollo, cuentan con avenidas, calles y paseos peatonales con su nombre.
También llevan su nombre el Liceo Industrial de Coquimbo y un edificio en Puerto Montt.

sábado, 1 de abril de 2017

MIGUEL AGUIRRE PERRY



Nace en Ovalle el 11 septiembre de 1853, hijo de don Pedro Aguirre Carvallo y doña Antonia Perry Campos.
Realiza sus estudios en el Seminario de Santiago, con la intención de consagrarse como Presbítero. En 1876 ingresa a la carrera de Medicina en la Universidad de Chile.
Al iniciarse la Guerra del Pacifico, abandona sus estudios y se incorpora al Ejército de Chile como Subteniente del Regimiento 4° de Línea.
Participa en la toma de Pisagua, el 02 de noviembre de 1879; en la batalla de Dolores, el 19 de noviembre del mismo año, y en la batalla de Tacna, el 26 de mayo de 1880.
Posteriormente, es nombrado Ayudante del Comandante Juan José San Martín y participa en la toma del Morro de Arica, el 07 de junio de 1880, donde es abatido y muere. Contaba con 27 años de edad.
Es sepultado en el Cementerio de Tacna. Posteriormente, sus restos son trasladados a su tierra natal y se le da sepultura en el Mausoleo de los Héroes de la Guerra del Pacífico, en el Cementerio General de Ovalle.
Una calle del centro de Ovalle y otra en La Serena llevan su nombre.

“El bravo y decido subteniente don Miguel Eulogio Aguirre Perry, que ha abandonado los claustros de la Escuela Médica, por un puesto de combate en el 4º de línea, es de la 4ª también; y en el asalto tiene alientos gigantescos de soldado, heredados sin duda, del Conquistador y compañero de Pedro de Valdivia, don Francisco de Aguirre, de quien en línea recta desciende y cuya generosa y brava sangre española no desmiente.
¡Miguel Aguirre Perry, ovallino, y a quien estimamos de veras, salvó indemne en este primer asalto; pero más adelante, por desgracia, una bala enemiga cortó la carrera de aquel esforzado mozo; cruel proyectil que perforó de frente su ancho pecho, en la parte superior, chocó en la espina dorsal, desquició la vértebra, y destrozó la médula espinal!
Lo hemos dicho, Aguirre Perry, era estudiante de medicina; solo se tomó el pulso y cuando alguien se acercó a auxiliarlo, con tono tranquilo, casi alegre exclamó: "¡Me fregaron, compañero!" La parálisis del corazón y falta de respiración producida por tan gravísima herida, apagaron más tarde la vida de aquel valiente mancebo.”
Nicanor Molinare, “Asalto y Toma de Arica”

miércoles, 1 de marzo de 2017

CANTINERA (II)


MARÍA QUITERIA RAMÍREZ RODRÍGUEZ
(María, la Grande)

Nace en Illapel en el año 1848. 
En octubre de 1879, desde Los Vilos, embarca rumbo a Perú, antes de la guerra. 
Vive durante bastante tiempo en Iquique, donde es amiga de Irene Morales, otra reconocida Cantinera.
Se enrola como la primera Cantinera del Regimiento 2º de Línea, bajo las órdenes de Eleuterio Ramírez.
Combate en la toma de Pisagua, luego pasa al campamento de Dolores.
Tiene activa participación en la Batalla de Tarapacá, donde cae prisionera del Ejército peruano, junto a otros cincuenta compañeros, siendo conducidos, a pie, desde Tarapacá a Arica. Con la toma de Arica, por el Ejército chileno, recupera la libertad, volviendo a incorporarse a su Regimiento.
En Pisco se embarca para la expedición a Lima y de ahí hace la travesía, por tierra, al Valle de Lurín.
Tiene un destacado rol en la batalla Chorrillos, donde, incluso toma el fusil y combate junto a sus compañeros. Es protagonista de la entrada a Lima con el Ejército chileno vencedor.
Regresa a Santiago, con algunos soldados, el día 14 de marzo de 1881, muy enferma del hígado, pero se recupera.
Conoce y se enamora de un minero del Batallón de Infantería Tamaya, con el cual, al término de la guerra, deciden irse a vivir a Ovalle. Fallece el 2 de noviembre de 1929. Sus restos descansan en el Mausoleo de los Veteranos del 79, en el Cementerio General de la ciudad de Ovalle.
En su natal Illapel, un barrio lleva su nombre.
Uniforme de la Cantinera María Quiteria Ramírez
Donado al Museo Histórico Nacional, en 1986, por Isolina Barraza.
Puede ser visitado en Plaza de Armas 951, Santiago, Chile.

CANTINERA (I)

Cantinera es el nombre que recibe la mujer que acompaña a los soldados en sus tareas militares.
El término proviene de la voz “Cantina”, que en jerga militar de la época designa a  pequeñas tiendas de comestibles, y también, a pequeños compartimentos utilizados para transportar porciones de alimentos y bebidas. 
Cuando una mujer se hacía cargo de una cantina o prestaba servicios especiales dentro del campamento militar (por ejemplo, llevando la “cantina” para aliviar algún soldado), pasaba a denominarse Cantinera.
El origen de su presencia en el Ejército, se remonta a la segunda mitad del año 1830, en la guerra que enfrenta Chile con la Confederación Perú-Boliviana.
Acompaña a los soldados, en calidad de enfermera, asistiendo a los convalecientes, realizando labores domésticas, humanitarias, sanitarias y  prestando ayuda en los diversos problemas que los hombres de armas enfrentan en campaña.
Debía ser soltera, de moralidad reconocida y probadas buenas costumbres.
La mayoría proviene de los estratos medio-bajo y bajo, de los centros urbanos de Santiago y Valparaíso. Reciben el mismo sueldo que un soldado y visten el mismo uniforme (aunque llevando faldas).
Su presencia continúa en la Guerra del Pacífico (1879-1883) cuando se constata el mayor número de ellas. Si bien, un decreto autoriza a cada regimiento a ser acompañado por una, en la práctica, cada compañía contaba de tres a cuatro Cantineras.

miércoles, 1 de febrero de 2017

VENDIMIA




La palabra proviene del latín “vindemia” la cual, a su vez, está compuesta por “vihum” que se traduce como "vino" o “demere”, relacionada con los verbos cortar o quitar, de allí que su acepción sea referida al proceso en el que se cortan y recolectan los racimos de uva (cosecha) que serán destinados a la producción de vino, pisco, aguardiente o alcohol. El término también le da nombre al periodo en el que se llevan a cabo estas acciones.
En el hemisferio sur, tiene lugar entre los meses de febrero y abril, mientras que en el hemisferio norte se desarrolla entre julio y octubre. Estas fechas no son exactas y pueden variar, de acuerdo a múltiples factores: tipo de uva, particularidades del clima, grado de maduración que se desea del fruto, etc.
La recolección de racimos se puede realizar por medio de máquinas que automatizan todo y permiten que el trabajo sea más rápido y económico.
El sistema manual se ha ido perdiendo con los años, porque es más lento y costoso, pero permite obtener productos de mejor calidad.
En una sencilla síntesis, en la vendimia se distinguen las siguientes etapas: recogida de racimos, pesaje, control en bodega, despalillado y estrujado. Una vez que se forma el mosto, este va a unas cubas para su fermentación, luego se cuela y se vierte en otras cubas, hasta que, luego de un determinado tiempo, el vino se embotella.
En los últimos años (tal como se hace con la Trilla) la vendimia artesanal se presenta, más bien, como un espectáculo folklórico en zonas rurales y urbanas, para que el público pueda apreciar cómo se trabajaba antes de las máquinas. Se invita a todos a aplastar los racimos con los pies, mientras se canta, baila y degustan vinos acompañados de una variada oferta gastronómica. Es lo que le da, precisamente, el carácter de “fiesta”. Desde la antigüedad, la vendimia es festejo, jolgorio y alegría.
Para nuestros antepasados, el vino era un puente entre el pueblo y los dioses, por lo cual, era visto como un ritual sagrado que debía celebrarse y respetarse. La vendimia es parte de nuestra cultura campesina.

martes, 24 de enero de 2017

PIRCA

El término deriva del quechua y aimara «pirqa»: pared o muro de piedra sobre piedra.
Es un cerco de construcción rústica y baja altura, realizado con piedras sin labrar.
Utilizado por el Imperio Inca, aunque es original de culturas preincaicas, como: Amaichas, Colalaos, Tombones y Quilmes.
Se utiliza como muro de contención: para la construcción de caminos y senderos, de terraplenes o canchones (espacio cerrado por muros de adobe) para el cultivo, en la división de parcelas, corrales para animales, depósitos para la contención de semillas, protección de los árboles contra los animales o como cimiento para construcciones residenciales.
Por un tema de estabilidad, no sobrepasa el metro y medio de altura. Para su construcción, se utilizan piedras de diversos tamaños y formas, simplemente apoyadas unas sobre otras.

jueves, 1 de diciembre de 2016

CASA DOMB

Una de las emblemáticas tiendas, que forma parte de la historia de la Perla del Limarí, ha cerrado sus puertas, definitivamente, luego de 70 años ofreciendo a los ovallinos una extensa variedad  de productos textiles y afines.
Sus dueños, Don Chil Domb y su hijo Beñe, inmigrantes judíos, llegan a Ovalle a fines de 1920.
En el año 1946, cargando maletas con cortes de telas, ropa, calzados y otros productos, recorren calles, golpeando puertas, ofreciendo su mercadería al crédito.
Posteriormente, se  establecen en un pequeño local en calle Libertad N° 40. 
Luego, en el año 1964, constituyen la Sociedad Comercial Domb y Cía. Ltda., instalándose en la misma calle, pero esta vez en el N° 101, donde  dan inicio a un taller de confecciones y amplían el rubro de las telas, lencería y artículos para el hogar.
Sin duda que, en la memoria colectiva de los ovallinos, permanecerá por siempre el recuerdo de la cuña publicitaría radial emitida por CA-62 Norte verde de Ovalle: AAAH!!, esta casa Domb, Libertad esquina Coquimbo!!

martes, 1 de noviembre de 2016

AMANECER



Conjunto folklórico fundado el 9 de Julio de 1981, por un grupo de profesores ovallinos, con el propósito de investigar, rescatar, difundir y proyectar la música, el baile y la cultura de la provincia del Limarí.
Forma parte de la Federación de Folklore del Magisterio de Chile (FEFOMACH), mediante la cual, han tenido la oportunidad de recorrer nuestro país de Arica a Punta Arenas, participando de encuentros zonales, nacionales, congresos y  jornadas de perfeccionamiento.  También han llevado la riqueza de nuestro folklore a la Argentina y Paraguay.
En su trayectoria artística han grabado tres CD y un DVD: “Limarí de Encanto”, “El canto y la danza de mi tierra”, “Danzas de mi tierra” y “Canciones tradicionales del Valle del Limarí”.
En sus presentaciones, destacan las puestas en escena: “El Vals en Chile”, “La sociedad musical ovallina”, “Tamaya, el sueño de Urmeneta”,  “Limarí de encanto”, “El molino fuente de vida”, “Magia ancestral…lamento Diaguita, un llamado a la vida”, “Las tradiciones del Limarí nos hablan de su historia: La Vendimia”,  “Ensayo artístico y biográfico de Gabriela Mistral”, “Pedro Pablo y Carmen Rosa, nos cuentan la historia de mi valle”, “Norte Chico, tierra de mitos y mineros” y “El Amor de los poetas, historia de una leyenda hecha canción”.