lunes, 25 de febrero de 2013

COLEGIO AMALIA ERRÁZURIZ



Dominando el paisaje de la parte alta de la ciudad de Ovalle, destaca este bello, moderno y armónico edificio rodeado de amplios jardines.
El pórtico de entrada está formado por seis columnas enlazadas por arcos románicos, donde se observa un fresco que representa a san Juan Bautista, en el rio Jordán, impartiendo el bautismo del agua a Jesús (Lc 3,21-22), éste y todos los frescos que decoran el edificio fueron realizados por el artista italiano Giulio Di Girólamo (1902-1998).
Al lado izquierdo del pórtico, se destaca el campanario de líneas rectas que termina con cuatro arcos románicos. La Capilla posee ventanas decoradas con diversos vitreaux con escenas de la vida de Cristo, la Virgen María y algunos santos. Adicionado en los muros laterales, podemos observar un Vía-Crucis renacentista de yeso con bajo relieves. El cielo raso es con vigas a la vista de madera de roble.
Un hall semicircular  comunica, hacia la derecha de la puerta de acceso, a un amplio pasillo en donde se ubican las salas de clases, en tres niveles.
La primera piedra es colocada el 15 de junio de 1945.
La edificación es ejecutada por la Empresa Constructora “Tinoco y Devés”, de Santiago.
Las Religiosas de la Congregación de San Juan Bautista, sus propietarias, lo habitan, aún no terminado, el 24 de diciembre de 1946.
En marzo de 1947, comienza a funcionar, con el nombre de “Colegio Amalia Errázuriz” en honor a la madre del Arzobispo de La Serena, Monseñor Juan Subercaseaux Errázuriz.
El 15 de agosto de 1952, en los jardines exteriores, se bendice la gruta dedicada a la Virgen de Lourdes.
En el año 1955, es declarado “Cooperador de la función Educacional del Estado”.
Desde su fundación, como Colegio particular, recibe alumnas, en calidad de internas, provenientes de Iquique, Antofagasta, Chuquicamata, Potrerillos, Tocopilla, Pedro de Valdivia, Copiapó, Vallenar , La Serena, Coquimbo, La Chimba, Las Sosas, Punitaqui, Sotaquí, Camarico, Monte Patria, El Palqui, Tulahuén, Chañaral de Carén, El Tofo, Andacollo, Illapel y, por supuesto, alumnas externas, de Ovalle.
En el año 1972, pasa a ser Escuela subvencionada por el Estado, con el nombre de “Escuela San Juan Bautista”.